jueves, septiembre 28, 2006
Qué noche, Teté!!
En un estudio de televisión, con público, comienza una nueva emisión del programa de interés general "Teté con masasmasas", conducido por Teté Coustarot.

TETÉ: Buenas tarrrrdeesss! Bienvenidos otra vez a Teté con masasmasas!, el programa numero uno de entrevistas de Argentinaaaa!! (suenan aplausos a rabiar). Hoy, el programa está dedicado a esa raza tan especial de personas (mira a cámara con sonrisa pícara)... los historietistas! Tenemos unos invitados de lujo en el piso: los grandes Miguel Repiso (aplausos), Joaquín Lavado, que vino desde Españaaaa! (muchos aplausos), Roberto Fontanarrosa (más aplausos, y (hace una pausa, se pone seria), habíamos invitado a Dante Quinterno, pero a último momento la producción se enteró que falleció (el público hace Ohhhhh!!!), asique lo reemplazamos con Esteban Podeti!

(se escuchan algunos aplausos, más alguna que otra tosida, pero lo que prevalece es el silencio incrédulo)

TETÉ: (algo nerviosa) Bueno, vamos a empezar por saludar a todos. Miguel Repiso, como estás, bienvenido!
REP: Gracias Teté, pero decime Rep, que es como me conoce todo el mundo.
TETÉ: OK, Joaquín Lavado, que bueno que pudiste venir de Españaaa!
QUINO: Es un placer, igual que Rep, decime Quino, no seas tan formal.
TETÉ: Buenooo!, si, que divino... Esteee, Roberto Fontanarrosa, un honor recibirlo...
FONTANARROSA: Gracias, Teté y yo, en cambio, te voy a exigir que me llames por mi nombre completo, Jaja, ja!
TETÉ: Ja. Si, que bueno, que bueno... Y por último, recibimos a Esteban Pod...

(Se queda congelada, con los ojos completamente abiertos, mientras mira a Podeti sentado en el sillón del decorado con una máscara de lucha libre mexicana y un suéter liviano color beige con escote en v)

PODETI: La Maravilla Enmascarada es mala!!!, La maravilla Enmascarada Mata!!!!

(Silencio sepulcral en el estudio. Quino mira sin entender nada, totalmente desencajado. Rep, se agarra la cabeza. Fontanarrosa lo mira de reojo. Teté mira hacia la producción pidiendo instrucciones)

TETÉ: (muy nerviosa) Bueno... que locura, que locura... No les dije que estos historietistas son una raza especial? jaja

(Se escuchan risas de compromiso)

TETÉ: Empecemos. Miguel, qué es ser historietista?
REP: Rep, por favor, Rep. Historietista es... (mira hacia arriba) es estar muy loco (risas). Uno se levanta cada mañana pensando en que hacer, puede pasar todo el día así, y nada. Y cuando uno menos se lo espera cae la inspiración y empieza a trabajar.
TETÉ: Que emocionante! Y vos, Joaquín, cuando comenzaste a dibujar?
QUINO: Bueno... pufff, cuando era muy chico, en mi Mendoza natal. Después, de a poco, comencé a mejorar mi técnica hasta que un día, cuando me decidí que no era un capricho, me trasladé a Buenos Aires y emepcé a tratar de vivir de esto. Y decime Quino, Teté, en serio...
TETÉ: A que interesante, que interesante. Y vos Roberto, seguís viviendo en Rosario, nunca pensaste en mudarte a Buenos Aires?
FONTANARROSA: Lo que pasa es que Rosario queda accesible a Buenos Aires. Y ahora, con todas las tecnologías que hay, no hace falta estar físicamente acá en Capital para trabajar...
TETÉ: Ahh!, mirá vos, la tecnología... Y Esteban, tengo entendido que tenés un weblog muy visitado, está de re onda eso del weblog, no?
PODETI: (apuntando con un dedo a cámara) La Maravilla Enmascarada es mala! La Maravilla Enmascarada los hará sufrir! Denme la oportunidá y yo aplastaré, quemaré, romperé huesos, salpimentaré, saltearé, emplataré y los comeré!!

(Nuevamente silencio sepulcral en el estudio. Teté mira desencajada. En el público se escucha un bebé que llora. Por lo bajo, se alcanza a distinguir a Rep murmurando "A este forro lo voy a cagar a trompadas")

TETÉ: Jajá, Ja! (se ve que está traspirando), bueno, continuemos. Miguel, tu estilo es muy poético, muy personal, no?
REP: (desencajado) Rep!, Rep, Teté, Rep!! (se calma) Perdón, perdón, estoy bien...
TETÉ: Querés un vaso de agua?
REP: No, gracias, estoy bien. Si, es muy personal (responde con muy poca onda) alguno dijo alguna vez que soy muy cerebral, hay que entrar en mi mente para entender algunas cosas que dibujo...
TETÉ: Ah, son tan especiales ustedes... Joaquín, por qué nunca volviste a hacer a Mafalda?
QUINO: (mirando muy mal a Teté) Bueno... es que fueron muchos años... y no quería que se desgastara demasiado... Fue mejor que se retirara en la gloria.
TETÉ: Ajá. Y vos, Roberto... que pasó con "Boogie, el aceitoso"? (mira divertida)
FONTANARROSA: (deseando estar en cualquier otro lado) Más o menos lo mismo, me cansé de dibujarlo. Ya no se me ocurría nada que podía pasarle... fue personaje de una época determinada, y cuando esa época se acabó, se acabó Boogie.
TETÉ: Que interesante. (mira de reojo a Podeti, con miedo) Esteban... es cierto que te depilás las cejas?
PODETI: La Maravilla Enmascarada es el terror de los niños! La Maravilla Enmascarada se agarra los dedos con la puerta y se la banca! Desafío a todos los historietistas a batirse conmigo, y cuando tenga rival, machacaré, golpearé, estrujaré, haré piquete de ojos, estacionaré, acelera...
REP: Basta!!!, Basta!!!, me tenés podrido!!! Querés agarrarte acá conmigo!!! Ehh!?, Vení, vení...

(Se paran ambos, y en medio del decorado, se trenzan las manos con ambos brazos en altos, y asi, trabados, comienzan a dar vueltas. Teté huye por el costado. Se corta la transmisión y van a quince minutos de propaganda, perdón, publicidad. Al volver, una alterada Teté habla a cámara)

TETÉ: Disculpen, estamos de vuelta, tuvimos un problemita pero ya está todo solucionado, no es cierto Miguel?
REP: (muy enojado) SI. SI, todo está bien, SRA COUSTAROT...
TETÉ: Hay, Miguel, decime Teté, no seas tan formal... Bueno, Podeti se tuvo que ir, pero conseguimos alguien que lo reemplace!, con ustedes, el señor Lini...

(Teté se queda muda al darse vuelta y ver, sentado en el sillón del decorado, a una persona con anteojos y unas enormes orejas de conejo.)

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 08:31 | Permalink | 5 comentarios
martes, septiembre 26, 2006
Yo contra la ortografía
En el marco de la Primera Semana de "Homenaje"* a Podeti, publico este poste de inspiración podetiana.

Desde chico siempre he sido un rebelde dela ortografía. Aunque no haya tenido errores ortográficos de chico, al escribir, ya por principio, no respetaba exactamente lo que esos seres mentalmente desequilibrados, comúnmente denominados por los educandos como "la seño" (porque convengamos, para ser maestra de primaria hay que estar un poquito desequilibrado: una persona con amor por los niños y por enseñarles cosas es de desconfiar; para no hablar de los maestros, masculino y plural, como los que tuve en séptimo grado, pero eso ya es otro tema); lo que esos seres, decía, nos enseñaban como si del catecismo se tratase, mire. Para no hablar delos dictados, que te tiraban una cantidá enormisísima (para un chico, 20 palabras juntas es un montonazo, porque los chicos son así, engendros inmaduros que no son capaces de procesar una cantidá moderada de conocimientos, pero ese es otro tema), una cantidá enormisísima, decía, de palabras con s, c o z; o con mb y mp y cosas así. No era para que uno aprenda, porque nunca vi que nadie aprendiera a escribir una palabra bien de esa manera, sino que, yo creo, es el secreto placer de esas "maestras" (uso la palabra entre comillas porque me reservo el derecho, que tanto) que no tienen otra manera de divertirse (y tampoco tengo que andar justificándomè cuando usos comillas...) en ese mundo absolutamente femenino (excepto, como dije, en mi primaria; y si uso comillas, que?, y tampoco tye vuá decí porqué no las considero maestras...): ver la cantidá exhorbitante de faltas ortográficas que los chicos, pobres animalitos delos cuales no se les puede pedir más porque más no dan, caen invariablemente. Esas harpías (fijensé que acá no usé comillas), con su mirada desencajada y el rímel (se escribe así? yo soy hombre y no se) corrido, por llorar solas en el baño, tienen el orgasmo que su vida particular no les da (y además, aunque supiera como escribir rimmel, lo escribo como quiero) gracias a que así pueden considerarse más inteligente que alguien, aunque ese alguien sea un ser incompleto que no es capaz de hilar dos ideas seguidas sin pensar en un juguete o en tomar la leche (y que no usan rhimell).
En fin, al punto: hace cosa de dos años, se realizó aqui en Rosario el III Congreso de la Lengua. Yo fui, un dia, esperando comerme una rica lengua a la vinagreta. Cual sería la decepción mía cuando me encuentro que el congreso culinario especializado al que pretendía concurrir no era otra cosa que un encuentro de un montón de vejetes, en su mayoría españoles, y unas cuantas "maestras" (notesé que volvió el entrecomillado), que, cual grupis (se escribe así?), se meaban a chorritos mientras decían por lo bajo "mirá, mirá! ese es José Luis Antonio Fernández-Carretas de Yunque, el lingüista helmántico (que yo, porque soy un tipo istruído [se escribe así?], se que así se les denomina a los nacidos en Salamanca, manga de idiotas)!!".
Más allá de mi bronca porque me quedé con hambre, lo cual fue salvado ya que pude disfrutar al gran Fontanarrosa haciendo una alegoría, desagravio de la mala palabra, me disparó una reflexión:
Porqué vienen estos yoyegas a enseñarnos a nosotros que "esto se dice así porque se escribe asá" cuando ni ellos mismos siguen a pie juntillas (ven que soy istruído?) sus propias reglas?
Porque ellos no dicen Madrid, dicen Madriz, así, con zeta al final. Y se enojan porque decimos Madrí. No, te dicen, no es Madrí, es Madriz, con d al final. Con de? si lo dijiste con zeta? No, estáis equivocado (porque encima conjugan mal los verbos, esta gente), dije con de, Madriz. Y así.
Yo, lo que propongo, es que dejemos de j***r (y yo tambien tengo control de contenidos, que pasa?) con todo esto y escribamos como queramos. Por eso, yo me viá í de joda este finde (si, digo finde, uyuyuy, que miedo, dije finde) y me viá empedá bien empedáu, que tanto.

Contracomentario preventivo: Buuu, Juan, morite, sos malísimo. Si quiero leer algo aburrido me voy a la fuente y lo leo a Podeti directamente. Me tenés cansado con estas cosas, dedicate a lo tuyo o entreteneme, dame, dame, feed me, fídme, tené un peso pá la birra, ehhhh, locooo, aguante Mirandaaa! y Babasónico'!!!

*Homenaje: en la acepción de "afano asqueroso porque no tengo ideas, asique copio a alguien que sabe y me siento bien conmigo mismo porque no le digo afano sino "homenaje".

Podeti, sos un grande.

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 09:04 | Permalink | 4 comentarios
sábado, septiembre 23, 2006
Carta abierta a los Comentarios en Yo contra el mundo
Como es de público conocimiento, recientemente, debido a un redesign o refurnishment de la página del Clarín, el grandiarioargentino, el weblog del señor Podeti ha incluido comentarios.

A pesar de que en primera instancia, junto con un post de queja algo mantequita por dicha inclusión, y su destierro a la Siberia clariniana (el fondo del sáid-bar de weblogs), se nos prometía que una persona, la srta. Castrelli, haría censura y selección de los comentarios vertidos por la manga de desequilibrados peligrosos que frecuentamos dicho weblog. Ante esta noticia, uno no pudo más que quedarse tranquilo de que no se vería en la obligación de tener que leer toooodos los desvaríos de los mencionados desequilibrados, confiando en que nuestro amado líder..., digo, confiando en que el señor Podeti, tendría el buen tino de realizar una selección de los comentarios enviados, dejando sólo los más suculentos e interesantes. Así, uno pensaba, imaginaba, quería; que sería una rareza y satisfacción ver, de vez en cuando, su comentario en dicho weblog, y poder refregárselo en la cara al vecino, ese que se pone a hacer arreglos en su casa justo cuando uno quiere dormir, al grito de Chiiva, chiiva, calenchu!!!, Podeti me publicó el comentario, chupate ésta, cagón...!!!

Una vez más, nuestras esperanzas han sido defraudadas. Todos, y absolutamente todos los comentarios se han ido publicando, aún los censurados por la mencionada srta. Castrelli, obligándonos a tener que leer una cantidá infinita de viajes astrales, psiquiátricos y psicotrópicos de los lectores del weblog. La cantidá de estupideces, pedidos de "hacé esto, hacé lo otro", quejas porque al comentar tira error, y demás yerbas, llegó al punto de hartarme. Y he dicho basta.

Escribo esto desde mi habitación en la Clínica para los muy, muy Nerviosos en la que tuve que internarme para tratar mi adicción a comentar en dicho weblog, y a leer los comentarios. Es una incomodidá por la que tengo que pasar para estar nuevamente sano, y deseo que el tiempo pase pronto, por más gratificante que sea compartir tiempo con gente como Mel Brooks, Madeline Kahn y Harvey Korman.

Es momento de decir: basta!, queremos que esta locura comentística se detenga! La consigna de la hora es:

SELECCIÓN DE LOS COMENTARIOS EN YO CONTRA EL MUNDO!!!!!

MÁS PODER A LA SRTA. CASTRELLI!!!!!

FUERA BUSH DE LA ARGENTINA!!!!

30 DIAS DE VACACIONES YA!!!!

Firman: Juan Solo, Pedro Duarte, Matías Pinto, Francisco G., ... siguen las firmas.

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 17:42 | Permalink | 3 comentarios
jueves, septiembre 21, 2006
Imagenes de una frustración
Si hay algo en lo que me frustré en mi viaje de chico a grande (no quiero decir adulto porque no se si lo soy), es en dibujar. Caundo era chico dibujaba muy bien para ser chico. Ahora de grande dibujo como un chico. En fin, mi veta artística no corre por la plástica (ni por la música ni la actuación, y ni creo que por la literatura), pero no todo está perdido:


El nacimiento de los colores. 2005.

Las líneas rectas son sucias. 2005.

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 15:34 | Permalink | 3 comentarios
miércoles, septiembre 20, 2006
Habrá gente esperándomè al llegar el tren a la estación?


Caminando por la calle, pensando en mí, no pude dejar de chocarme conmigo mismo. Y la imagen me devolvió tristeza y realidá. Desde entonces no logro deshacerme de mi, de mi yo mejor que yo. Me acompaña al baño y a la cama. Está ahi cuando me cambio y me inhibe. Me acerco a una mujer y él le habla al oido: al reirse ella se reirá de lo que yo le digo de mi?. Los dias se hacen nublados aún en primavera, aún en esta ciudá de humedá y sol perpetuos. Es porque estoy conmigo y me persigo a todos lados, aunque corra me alcanzo con una sonrisa socarrona, mientras trato de retomar el aire. Ni siquiera tuve el tacto de no hacerme reconocer, o aunque sea mantenerme con una fabrica de jabones. Me arrastro en mi baba y tardo décadas en llegar allí donde debo ser. No se si llegaré algún dia, pero vaya si lo intento. No hay duda que lo intento, no hago más que intentar, aunque yo mismo, y todos los demás, me obstaculicen. Tengo el tremendo miedo de no ser más que un patético bisbis bisbis.

"La felicidad debía ser otra cosa, algo más triste" Cortázar, 62, modelo para armar.

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 07:39 | Permalink | 2 comentarios
martes, septiembre 19, 2006
Vidas internas
"Uh!, me late el ojo! Qué será?" Sintoma seguro de un pronto aneurisma. Hacete ver, le respondió la voz dentro de su cabeza. "Callate!, callate!, callateeeee!!!!" pensó ella, fuerte, fuerte, fuerte, cerrando los ojos más fuerte y aprentando aún mucho más fuerte los dientes.
Luego, abrió los ojos. "Qué bueno! ya pasó!" dijo, con una sonrisa de oreja a oreja de muchos dientes, mientras chupaba la bombilla de un mate sin agua e intentaba prestar atención a la tele.
Que estaba apagada.

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 19:02 | Permalink | 5 comentarios
viernes, septiembre 15, 2006
Grageas de la vida. Tomar dos por dia, entre comidas.















Algunos detalles que surcan mi vacía cabeza:

1) Debo ser la única persona en el mundo (o cuantimenos una de las pocas), que se despierta a las 4 de la matina antojado de tomar jugo tang de naranja, y se levanta a hacer una jarra, para después tomarse la mità mirando la noche a través de la ventana de la cocina a oscuras.

2) No entiendo (delicadeza para no decir no me gusta) a los adolescentoides de hoy con sus antiestéticas cadenas de bolitas de acero. Y sus pelos mal cortados (todos mal cortados igual). Y esas remeras sosas, una encima de otra (gente, se inventó el buzo, sepanlò).

3) No puedo esperar que haga un poquito mas de calor para poder andar en pata por mi casa. Que placer, sacarse la mugre de las plantas en la otra pierna, antes de tirarme a la cama...

4) El año pasado tenía ideas, este no. El 2004 fue un año sepia.

5) El domingo pasado quería pasarlo estudiando. "Voy a ver una horita de tele y empiezo": resultado, 2 horas seguidas de Mansión Foster por Cartoon Network (el canal que alguna vez dije que nunca iba a ver). "Basta, voy a cambiar de canal, asi me aburro y me pongo a estudiar...". Zap, zap, zap... tarde en continuado de Los Padrinos Mágicos. Los programadores de la tele no quieren que estudie.

6) No, nunca se está grande para ver dibujitos.

7) Si, en serio lo digo.

8) Que grande el chancho...

9) Nueve... el canal 9 nunca me gustó. Ni con Romay ni mucho menos con este forro de Hadad. Extraño canal Azul. Sobre todo aquel programa veraniego de bloopers, conducido por Mariano Iudica. Que tiempos aquellos.

10) Pero lo que extraño en serio es la década del ochenta. Era tan retro y tan moderna a la vez... Extraño las galletiterías con sus grandes frascos de dende el galletitero sacaba 150 g de sonrisas (las viejas, que eran más ricas), por ejemplo. O la decrepitud de los carteles publicitarios. Todavía hasta hace dos años (creería que aún hoy), podía sentirme de vuelta en los ochenta viajando en el colectivo 41 por avenida Congreso, entre Cabildo y avenida del Tejar. Quizá esté asi porque estoy escuchando el ataque ochentoso por la Metro.

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 16:03 | Permalink | 5 comentarios
miércoles, septiembre 13, 2006
El camino de Aspot

















Los ruidos de la batalla continuaban detrás de él, indiferentes, animales. Aspot en su febril camino seguía sintiéndolos, en su cuerpo, como punzantes olas que lo atravesaban, cada tambor, cada golpe metálico de espada, cada sordo, lejano, horrible, húmedo grito de muerte. Su camino era difícil pero no se detenía, Aspot seguía, y se daba vuelta para ver detrás suyo con cada giro a la derecha o la izquierda al que la geografía del bosque lo obligaba. En su cabeza retumbaban pensamientos que, silenciosos pero imposibles de ser ignorados, eran tan punzantes como los sonidos que poco a poco se iban apagando de la batalla de la que él había escapado. Miedo, horror, amor, compasión; todo se apretujaba en un par de frases inconexas y no verbalizables. Sus piernas dolían terriblemente, su espada pesaba con fuerza en su brazo derecho, la arrastraba por el suelo. Aspot se da cuenta, y por primera vez detiene su marcha, levanta la espada, mira detrás suyo el surco que esta ha dejado en un buen trecho. Le da pavor, piensa en alguien que podría seguirlo y encontrarlo, enemigo o compañero. Sus ojos otean descolocados, el camino recorrido, hasta donde puede ver, donde los árboles dejan llegar su mirada. Su barba se hacia eco de sus emociones, su pecho se hundía y agitaba a intervalos regulares y bruscos. Su corazón buscaba alivio, lo necesitaba. Pero no llegaría, debía seguir latiendo así, esclavo de la razón y el sentimiento. Tras unos minutos de silenciosa agonía, Aspot decide continuar su marcha, más calmado. Seguía diciéndose que estaba allí, que podía encontrarlo, sabía que sí. El le daría las respuestas que estuvo buscando en estos últimos tiempos. Se había dado cuenta que ese era el bosque, desde que lo flanquearon para intentar cerrarles la retirada por el oeste al enemigo. Mientras galopaban junto al Río de la Muerte y la Resurrección, no podía dejar de fijar sus grandes ojos marrones en la pared vegetal, incólume, que se ofrecía a su costado. Lo sintió, y la certeza le oprimió el corazón. No quería, esta vez, entrar en batalla; quería saltar del caballo y entrar al bosque. Y buscarlo, porque estaba ahí. Está allí, pero no sabe donde. Ya no sabe si lo encontrará, si él se dejará encontrar por Aspot. Los pies se hacen pesados, pero ya no lo siente. Lo único que cruza su mente es la necesidad de encontrar. Su camino se hace tranquilo, mira alrededor, ve cada árbol, busca. Las formas se convierten en alucinantes, extrañezas que solo alguna vez existieron en sus sueños, ramas que asemejan brazos deformes, árboles inexplicablemente quemados con formas extrañamente humanas. El bosque parece tener vida, cada árbol parece poseer alma, sentido. Y así sabe que está cerca. Casi se detiene para escuchar el pavoroso silencio que reina en lo profundo del bosque. Ni un insecto ni animal, sólo el sordo crujir de cientos de árboles que crecen continuamente, y parecen hablar, parecen decir "quien sos, que invadís nuestra morada?". Sonidos raros que penetran la cabeza de Aspot y acallan sus pensamientos y el ruido de las ramas que pisa en sus ya muy pausados pasos, que se convierten, al atravesar sus oídos, en bajos chillidos, en zumbidos, en suspiros… En un grave e inaudible "Aspot...".

Da vuelta la cabeza en dirección a la palabra. Se acerca hacia allí, el corazón vuelve a pedir clemencia, sus pasos son cautos, su expresión es desencajada: los ojos completamente abiertos, la boca también, mostrando la oscuridad de su interior, resaltada por los pocos dientes que la enmarcan. Aspot es tan tenebroso como el bosque. Quiere volver a escuchar, pero no, una vez es suficiente para que él deje ser encontrado. Camina unos pocos pasos, y el bosque pierde, por un mínimo círculo poco mayor a una persona, la esencia de lo tupido. Y allí, en el medio, estaba. Parado, como una columna, majestuoso, esperándolo. Aspot se acerca, los ojos en lágrimas, se arrodilla frente a él. Su pecho se llena de fuerza, la energía lo llena a pleno, sus pulmones purifican el aire, el corazón crece con cada latido. Cierra los ojos y acerca sus dedos. Y en el momento más sublime de su vida toca esa corteza, de apariencia áspera pero que en realidad no lo es. Y le transmite la vida, entiende por vez primera por qué ha nacido. Llorando en silencio escucha todo lo que el árbol tiene que decirle, todo lo que la vida tiene que contarle, aquello que se perdió por pensar en lo que no estaba allí frente a sus ojos, por buscar fuera lo que podía encontrar junto a sus pies. El árbol relata, y Aspot llora más y más. Encuentra sentido, ve la vida con un matiz diferente, con esperanza, alegría, ve lo que es la felicidad. Y la voz se detiene, y la mano deja la corteza, y tiembla. Y Aspot deja caerse al suelo, deja que sus lágrimas humedezcan la tierra donde se asientan las raíces del árbol, y, exhausto, deja dormirse allí mismo.

La noche cae, el bosque queda en absoluto silencio. La batalla termina y los sobrevivientes cuentan los muertos. En el banquete de celebración de la victoria, los compañeros de Aspot brindan, como de costumbre, alzando sus copas de vino al cielo estrellado y honrando a los muertos; "...por Guislom, por Verti, por Fassper, por Aspot, por todos, por nosotros. Por la vida, la muerte y el recuerdo!".

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 16:09 | Permalink | 0 comentarios
lunes, septiembre 04, 2006
Bubbles
Estoy en la burbuja, floto, no pienso, nada me atormenta. La burbuja es un espacio vacío y me encuentro a gusto, los movimientos son lentos, las imágenes son abstractas, son luces, sin sonidos. En la burbuja olvido la pena y los errores. Explota la burbuja, y caigo trágicamente de nuevo en el mundo real. Allí donde soy. Con sus miserias y todo lo que me hace mal. Donde cada segundo trae un recuerdo y ninguno es bueno, donde ella no me quiere. Podría escapar, a un mundo de sueños, un lugar en donde las cosas son mejores, mi vida no me duele y soy feliz. Pero no lo haré, porque por contraste, el mundo real aparecería nuevamente y todo se esfumaría en un instante. No. Prefiero la burbuja. Voy a crearla. Deséenme suerte.

"Ya, Rab, si se me tornarad?"

Etiquetas:

 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 06:34 | Permalink | 2 comentarios