viernes, octubre 27, 2006
Bailando por un sueño
El otro día tuve un muy buen sueño, que pasaba de todo. Era recontra movido y hasta divertido. En realidad, tuve dos (2) sueños, pero el que digo estaba mejor. Me desperté y me lo conté, como siempre hago para acordarme de los sueños. Me reí un rato y me volví a dormir. Después, al otro día, mientras me duchaba, me lo conté de nuevo, y me reí un poco más. A la media hora me lo olvidé. Y nunca más me voy a acordar... creo (mi inconciente se empeña en dejarme mal parado, asique capaz que mañana me lo acuerdo).

Me da mucha bronca no recordarme los buenos sueños. Por alguna razón, siempre me acuerdo de los más pedorros, como el que tuve el mes pasado que consistía en que me compraba un cepillo de dientes... Colgate Microsonic... Un sueño de aquellos...

Sin embargo, en mi vida tuve un par de sueños extraños:

* El año pasado soñé que, con mis compañeros de la facultad, organizábamos un fusilamiento, como para amenizar el día antes de ir a un cumpleaños (!). Entonces, muy felices, preparábamos listas de fusilados y al mismo tiempo, comprábamos las cosas para la fiesta de cumpleaños (!!). Al final, poníamos a los fusilados en una grada de dos escalones (!!!) y enfrente, todos nosotros con fusiles. Al momento de decir fuego, la mitad nos cagamos, y la otra mitad disparó, haciendo que la mitad de los fusilados caiga muerto. Hubo un momento de estupor y uno de los a fusilar (que era un compañero de la facultad [!!!!]) salió corriendo, por lo que alguien lo mató de un disparo por la espalda. El sueño terminaba con todos llorando abrazados a nuestro compañero muerto... Ése es un sueño!...

*Cuando era chico, soñé que con mi familia vivíamos en la cima de una montaña. El mundo vivía en guerra, y mi viejo peleaba (para los buenos, creería) como aviador. Mi viejo volvía a casa por un fin de semana, y venía con el avión (un biplano tipo primera guerra mundial). Pasado el fin de semana, mi viejo se despide y, antes de subirse al avión, nos dice a mi vieja y a mí que cuando se esté yendo no lo veamos porque puede desaparecer. Se va, y yo no puedo resisrtir y abro los ojos, veo el avión y a mi viejo desaparecer en el aire. A partir de ahi, el sueño se convierte en la búsqueda de mi viejo... por túneles subterráneos! En esa aventura, hago amigos y me pasaban un montón de cosas que no me acuerdo...

Martin Luther King un poroto al lado mio...
 
suspiro exagerado de Juansolo como a las 09:18 | Permalink |


3 Comentarios:


A las 10:16, a Blogger Jes le chifló el moño.

jajajaja que limado!
Yo también hago lo mismo cuando tengo un sueño copado: me lo cuento a mi misma para no olvidarme pero me lo llego a olvidar y no me lo acuerdo nunca más.
Lo peor (en realidad es el mejor estado, pero lo peor si te querés acordar de un sueño) es ese punto en el que todavía lo recordas, el punto en que no sabés si estas dormido o despierto, pero despues te despertas y el sueño desaparecio. Además de todo eso me encanta porque es el punto donde Campanita siempre amará a Peter Pan =)

 

A las 11:42, a Blogger Cassandra Cross le chifló el moño.

me encantaron tus sueños... el del avión particularmente es muy interesante (y lo comparto, con algunas variaciones)

qué recontrabuenisimas historias podrías sacar de ahi, notepa?

besos

 

A las 14:02, a Blogger YHVH le chifló el moño.

nuuu...muy buenos sueños!! yo ya casi no sueño nada duermo poco y no tengo tiempo de pensar en que soñe :\
El de el avion es mortal!
Me suena a un genero literario que ahora no me viene a la cabeza pero coquetea con la fantasia y la realidad